Estas son las aplicaciones más populares y los hábitos de uso de medios de los “nativos digitales” alemanes.

Antes se decía que de mirar mucha televisión, los ojos se ponían rectangulares. Hoy, muchos padres se alegrarían de que sus hijos se sentaran frente al televisor con ellos más frecuentemente. El uso de medios está cambiando, pero ¿cuán fuertemente? Echamos un vistazo a las preferencias de los jóvenes alemanes en el uso de medios.


Casi todos están en línea
El 99 por ciento de los jóvenes están en línea, preferentemente en forma móvil. Hace tiempo que los teléfonos inteligentes son la plataforma digital de comunicación e información de los jóvenes. En los móviles se tiene acceso también a los medios tradicionales de una nueva forma. Es por eso que la televisión y la radio, independientemente del aparato, llegan todavía al público joven. El 75 por ciento de los jóvenes de entre 12 y 19 años miran televisión varias veces a la semana, pero solo el 45 por ciento lo hace diariamente. El 73 por ciento de los jóvenes alemanes escuchan radio por lo menos una vez por semana; algo más de uno de cada dos, diariamente. El 40 por ciento toma por semana un libro en sus manos y el 21 por ciento lo hace diariamente.


Las aplicaciones más populares entre los jóvenes alemanes
Nuevas aplicaciones, tales como Jodel y Periscope, intentan conquistar a los jóvenes, al igual que portales de noticias como Watson, Bento y ze.tt. Pero los grandes plataformas de medios sociales llevan claramente la delantera. Estas son las cinco aplicaciones más populares.


  • WhatsApp
  • Instagram
  • Snapchat
  • YouTube
  • Facebook

    Usuarios críticos de medios de comunicación
    En cuanto a la credibilidad de los medios de comunicación, los jóvenes son muy críticos: más de cuatro quintas partes de los jóvenes en Alemania saben que grupo tales como Google y Facebook ganan mucho dinero con los datos de sus usuarios. El 67 por ciento de los jóvenes de entre 14 y 29 años califican los contenidos en esos medios de “pocos fiables” o “nada fiables”. A diferencia de ello, los programas públicos de TV y radio y los periódicos siguen gozando de gran prestigio. Aproximadamente el 80 por ciento de los jóvenes los califica de fuentes fiables. La fiabilidad de los sitios de noticias en internet es considerada algo menor.